Plaza patriótica General Duarte en el Instituto Duartiano

Al conmemorarse el 169 aniversario dela independencia de la Republica Dominicana, gestada por un grupo de valientes y decididos jóvenes movidos por la fe en Dios y la esperanza de poder lograr con su arrojo, sin importarle los riesgos, la libertad de su pueblo, a la luz del más grande, virtuoso e iluminado prócer dominicano, Juan Pablo Duarte, de quien celebramos con orgullo a partir del 26 de enero  y durante todo el año,  el Bicentenario de su natalicio, por considerarlo el pueblo dominicano como el Padre de la Patria, ya que su obra de entrega a nuestra causa libertaria de la que no sólo fue el ideólogo, sino el más fiel centinela y guardián de los principios más puros, que no permitieron que en ningún momento se pusiera en duda su amor por darlo todo, hasta lograr ver nacer la República Dominicana.

pla8

En este Día de la Independencia celebramos aquella hazaña de gloria que nos hizo nacer ante el mundo, como una Nación Libre y Soberana, y celebramos más, el ejemplo de desapego y de amor a su pueblo y a su naciente nación, que aquel grupo de jóvenes mostró en cada una de sus actuaciones, bajo el liderazgo de nuestro Juan Pablo Duarte, cuyas virtudes como la honestidad, la honradez, responsabilidad y la perseverancia, siempre encendidas por su gran espíritu de sacrificio, lo hicieron ganarse la lealtad y el liderazgo entre todos los jóvenes de su época .

pla2

Hoy, actuando en nombre y en representación del  pueblo dominicano, cuyo gobierno es presidido por el Excelentísimo Señor licenciado Danilo Medina Sánchez, de quien tenemos el gran honor de ser portadores del más  efusivo y fraterno abrazo de hermandad, manifestamos nuestro profundo agradecimiento, primero al heroico pueblo de Colombia  a través de su Ministerio de Educación, por la sincera muestra de amistad para con nosotros, al bautizar con el nombre de República Dominicana las modernas instalaciones de este regio recinto, crisol donde se forja el futuro de esta muy querida nación colombiana, y segundo, a las autoridades docentes, alumnos y personal de apoyo de este querido Colegio República Dominicana, por acogernos en su seno y celebrar junto a nosotros, como un solo pueblo, esta ceremonia patriótica con la que humildemente exaltamos los sacrificios y las glorias de uno de los pueblos más alegres, pero a la vez valientes y amantes de su libertad y soberanía, como lo es el pueblo dominicano.

pla3
pla6Nos despedimos  con una frase de nuestro padre de la Patria, cuyo verbo encendido roza en nuestros corazones al recordarlo cuando decía:  “Seguid jóvenes amigos, dulce esperanza de la Patria mía, seguid con tesón y ardor, en la hermosa carrera que habéis emprendido  y alcanzad la gloria de dar cima a la grandiosa obra de nuestra regeneración política, de nuestra independencia nacional, única garantía de las libertades patrias”