Desarrollan profunda intervención en iglesia de Santa Bárbara, plaza, muralla y fuerte

Por primera vez la histórica iglesia de Santa Bárbara, ubicada en el Centro Histórico de Santo Domingo, es intervenida en su conjunto por la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) ya que los trabajos abarcan, además del templo, la plaza, la muralla, el fuerte y su entorno.

La obra está a cargo del diseñador y escultor Juan Gilberto Núñez, el mismo que diseñó el museo del padre de la Patria Juan Pablo Duarte, el Paseo de los Próceres en el Parque Independencia y la mayoría de las plazas patrióticas.

Núñez explica que a partir de la construcción del Museo de Cera Juan Pablo Duarte, el presidente Danilo Medina observó la conveniencia de restaurar también la iglesia de Santa Bárbara, donde fue bautizado el Padre de la Patria el 4 de febrero de 1813.

Asegura que el sector de Santa Bárbara de Los Hidalgos Canteros, nombre real de la comunidad, se beneficiará con la obra porque contará con un templo del siglo XVI, que aunque ha sido afectado por temblores de gran magnitud, incendios y ataques de piratas como Francis Drake, aún se mantiene en pie.

Aclara que, a pesar de que el edificio se mantiene erguido, es un paciente en riesgo, ya que presenta grietas en toda la estructura, además de un pequeño hundimiento por la parte suroeste, es decir, por el campanario.

Expuso que esas grietas y hundimiento provocaron hasta el desprendimiento de estructuras importantes, razón por la que un equipo de especialistas en estructura examina de manera profunda si el problema persiste o si ya el edificio se asentó en tierra firme y, por tanto, no tendría más movimiento.

Mostró decenas de grietas, tanto dentro como fuera del templo, las que son corregidas, tras explicar que esta vez no se trata de lavar la cara a ese patrimonio sino de llegar hasta lo más profundo para que permanezca en el tiempo.

Solamente en el techo de la iglesia los especialistas y obreros llevan cinco meses, explicó Núñez, debido al cuidado para que permanezca la originalidad, en forma y estilo.
En una segunda etapa las autoridades proyectan rescatar las fallas de las viviendas y las edificaciones aledañas, que tienen un perfil arquitectónico único.

Plaza abierta. El artista expone que se interviene también la plaza para que sea abierta y donde la comunidad pueda desarrollar sus actividades cotidianas, bodas, cumpleaños, reuniones, ferias y hasta conciertos acordes con la obra y apegados a las buenas costumbres. De igual modo, presentó el rescate del fuerte y la muralla, así como el Paseo de Ronda por donde caminaban los soldados, con el objetivo de que las personas caminen por el lugar.

También, dijo, serán colocadas esculturas en diferentes partes de la plaza con explicaciones sobre diferentes etapas de la historia.

Colaterales. Núñez precisó que el conjunto contará con un centro cultural, en el que se enseñará a los niños a tocar instrumentos musicales, con la finalidad de que la comunidad tenga su propia orquesta infantil.

En ese centro los infantes recibirán educación sobre la música autóctona y ritmos como el merengue, el carabiné, la mangulina, entre otras, para mantener vivas la raíces y tradiciones culturales dominicanas.

De igual modo habrá una escuela de arte culinario, con la finalidad de que los habitantes de Santa Bárbara aprenda a desarrollar sus propios platos con las características de la zona y, de esa manera, desarrollen festivales gastronómicos y así obtener los recursos para mantener el lugar.

Conclusión. Se tenía previsto terminar el rescate del monumento para el 4 de diciembre, día de Santa Bárbara, pero debido al descubrimiento de la inmensa cantidad de grietas decidieron corregirlas y posponerla para abril o mayo del año próximo.
Lo que sí asegura Núñez es que para diciembre estarán listos la plaza, la muralla y el fuerte para que la comunidad vaya disfrutando de esos lugares.

Santa Bárbara fue la primera parroquia de América, construida por los mismos habitantes en Las Canteras de donde se extraían los materiales para la construcción de los demás edificios de la Ciudad Colonial.